Wolfnoir, la hermana pequeña de las gafas Hawkers

La marca de gafas de sol creada por Álex Sánchez, Wolfnoir, ha facturado tres millones de euros en 2015. Su modelo de negocio, parecido al de su hermana mayor Hawkers, ser erige como un claro ejemplo de éxito emprendedor.

Úrsula Corberó para Wolfnoir. WolfnoirÚrsula Corberó para Wolfnoir. Wolfnoir

El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Hace un par de años cuatro amigos revolucionaron la industria de las gafas de sol al crear una nueva empresa en Elche (Alicante) que, en su primer año,  vendió más de 500.000 unidades en todo el mundo y se erigió como el primer patrocinador español del mítico equipo de baloncesto de la NBA Los Ángeles Lakers. Ahora, la historia se vuelve a repetir con Wolfnoir, la hermana ‘Vintage’ de Hawkers.

Wolfnoir nace de la necesidad de cubrir un nicho de mercado que hasta ahora no se había explotado, las gafas de sol ‘honest price’ -precio honesto- dentro del segmento moda. Hawkers abrió el camino, pero esta marca está más enfocada a un segmento más casual, Wolfnoir pretende cubrir un sector más ‘Premium‘. Así explica su fundador, Álex Sánchez, los comienzos de la marca a EFEemprende.

Wolfnoir, la hermana ‘Vintage’ de Hawkers

Estas gafas de sol están más enfocadas a la moda y a un cliente más exigente con su aspecto y forma. Wolfnoir se considera dentro del Grupo Saldum como la marca ‘Premium‘. Tienen un nivel de calidad superior al de Hawkers y un rango de precio también más elevado, aunque no superan en ningún caso los 40 euros.

“En Wolfnoir se encuentran modelos más atrevidos, el diseño de las gafas es más especial“, ha agregado Sánchez.

Uno más uno es más que dos 

Wolfnoir x Hawkers. Wolfnoir

Wolfnoir x Hawkers. Wolfnoir

En sus comienzos, Wolfnoir, creó una estrategia separatista con respecto a Hawkers, aunque Sánchez ha matizado que las sinergias dentro del grupo existen y son muy positivas. Comparten servicios generales, pero los equipos más creativos van por separados.

“El diseño, la publicidad y el social media van por libre para evitar la competencia”, ha apuntado.

En septiembre del pasado año se decidió lanzar la primera campaña conjunta, Hawkers x Wolfnoir. En esta edición especial se utilizó la montura de Wolfnoir con colores más agresivos característicos de Hawkers.

“Al comienzo no queríamos ligar las marcas, queríamos que fueran independientes. A nivel de grupo queríamos ser nuestra propia competencia con la intención de no afectar a la percepción de marca y grupo. Ya en septiembre se hizo la prueba de unir ambas marcas y fue un éxito“, ha agregado Sánchez.

Empresa joven

Wolfnoir ya ha tenido que cambiarse tres veces de oficinas debido a la rapidez con la que están creciendo. Dentro de la empresa se trata de tener “un ambiente más cómodo para el trabajador” ya que consideran que un mejor ambiente repercute directamente en la productividad. Wolfnoir cuenta con varias zonas de descanso y con un restaurante dentro de las oficinas.

Los comienzos, narra Sánchez, no fueron fáciles. Producir en China era un factor que el cliente podría ver como algo negativo.

Por ello, Wolfnoir centró la mayoría de sus acciones en colaborar con diferentes famosos, como el modelo Jon Kortajarena o la actriz Úrsula Corberó. Wolfnoir ha conseguido que el cliente haya perdido el miedo a comprar unas gafas de sol de manera telemática (online).

Los precios bajos se consiguen evitando los intermediarios, el gran volumen de unidades  y la venta directa al consumidor final.

Jon Kortajarena para Wolfnoir. Wolfnoir

Jon Kortajarena para Wolfnoir. Wolfnoir

Imagen ‘Premium’ 

Wolfnoir, tenía claro que querían tener como referente a unos embajadores que fueran muy potentes en el sector. Por ello, se decidió escoger a Kortajarena y Corberó.

“Contactar con ambos fue “sencillo“, dentro de las dificultades que tiene llegar a personas tan destacadas”, ha afirmado Sánchez.

En principio, llegar a Kortajarena no iba a ser una tarea sencilla, pero gracias a contactos que tiene la empresa les fue relativamente fácil. “Es una persona encantadora y le gustó mucho el proyecto”, ha remarcado.

El caso de Úrsula Corberó fue muy parecido a pesar de no estar ligada directamente con la moda. Sánchez cree que Corberó es una autentica ‘influencer’ española, y que su cercanía y estilo eran perfectos para dar visibilidad a la marca.

Un modelo de negocio que funciona

Su modelo de negocio se basa principalmente en las redes sociales. Facebook es su principal mercado y supone el 80% de la estrategia empresarial.

La empresa comenzó con 300 euros. De ese capital invirtieron 20 en Facebook, se obtuvo un retorno muy positivo y éste se volvió a invertir.

“A día de hoy nos sigue funcionando muy bien y no queremos cambiar de estrategias“, ha afirmado.

Wolfnoir también ha probado otras redes como Twitter o Instagram, pero ninguna le ha devuelto tanto retorno como la de Zuckerberg.

Wolfnoir tiene un plan

El próximo mes se lanzará ‘Wolfnoir Kids‘, con el fin de cubrir el segmento de gafas para niños. También comenzarán a trabajar en gafas de sol graduadas.

“Consideramos que hay una oportunidad de negocio muy grande y una necesidad de mercado actual“, ha apuntado.

Álex Sánchez  no se plantea abrir una cadena de tiendas físicas, ya que la venta online es lo que les “funciona”, pero no descartan abrir una serie de ‘Flagships Stores‘ (tienda bandera), en la principales ciudades en las que operan.

Sección: Actualidad

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?