Suppacaps, el caldo como alternativa al café expresso

Se trata de la primera cápsula de caldo del mercado compatible con las cafeteras Nespresso y ofrece una nueva manera de tomar caldo, con el sabor y la textura adecuados.

Suppacaps, el caldo como alternativa al café expresso

El consejero delegado de Suppacaps, Joan Planellas, a sus 44 años, ha querido recuperar una bebida tradicional que, quizá por una mayor dificultad de elaboración respecto al café ha sido desplazada por este en el consumo diario de muchos países.

¿Cuándo y por qué nace este proyecto?

Nace en 2014 de una idea innovadora de poder ofrecer un producto que observé que no existía en el mercado y que mucha gente que debido a nuestro ritmo de vida y falta de tiempo estamos dejando de tomar, un caldo en casa, en la oficina, etc. De una forma sencilla, rápida y limpia, tan simple como tomarte un café.

Desde que surge la idea hasta que lo ponen en marcha, ¿cuánto tiempo pasó?

Un año y medio hasta que completamos la primera fórmula, dos hasta el lanzamiento del producto al mercado, el 15 de noviembre de 2015.

¿Qué problemas se encontraron durante ese tiempo?

El desarrollo de la idea comportaba varios problemas. Desde solucionar el problema de conseguir un producto basado en un caldo con todo el sabor y textura de un producto tradicional y que pudiera hacerse en una máquina de café con unas presiones, una temperatura del agua no suficientemente caliente como para diluir el producto y un tiempo relativamente corto.

A su vez que pudiéramos prepararnos un café posteriormente sin encontrar residuos ni contaminaciones en la máquina, o sea que no afectase en ningún caso a nuestra máquina Nespresso.

¿Por qué deciden dedicar su proyecto a los caldos exprés?

Particularmente tengo cafetera en casa y en la oficina y por la noche acostumbraba a tomar una taza de caldo ya que demasiados cafés al día tampoco es muy saludable. Hay en el mercado café, infusiones, pero caldo no existía y así de sencillo surge la idea.

¿Qué tipos de caldos ofrecen?

En su lanzamiento tenemos los cuatro básicos, verduras, pollo, carne y pescado.

En unos meses lanzaremos el caldo de marisco, miso y nuestra idea es dar a conocer otras variedades de caldo de diferentes regiones y lugares del mundo.

¿Desde qué lugares llegan las ventas?

Online a través de nuestra página, en tiendas de proximidad, donde cada día estamos más presentes a nivel nacional y con distribuidores que vamos teniendo en diversos puntos de España.

¿Qué modelo de negocio quieren poner en marcha para internacionalizaros?

En estos momentos ya tenemos un distribuidor que está empezando a lanzar el producto en Suiza, Alemania, Holanda y Dinamarca y se ha puesto en contacto con nosotros un distribuidor en Lituania, Estonia y Letonia.

También nos ha sorprendido un contacto que nos ha escrito desde Irán para distribuir en el Golfo Pérsico.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

Conseguir posicionar a nivel internacional nuestra marca como referencia en caldos del mundo.

¿Cuáles son sus fuertes?

La comodidad, la rapidez y un producto de calidad para que el cliente pueda tomarse un producto con una tradición internacional que muchas veces hemos dejado de consumir debido a la complejidad de prepararlo.

¿Qué le diferencia de sus competidores?

En estos momentos no tenemos competencia, pero si hablamos de los producto que encontramos en la actualidad semejantes, tenemos el caldo instantáneo que requiere de un punto donde calentar el agua, un tiempo de preparación y unas características que no se parecen a nuestro producto y a su vez tenemos el brik, que creemos que está destinado a bases de otros platos y otros usos culinarios.

¿Han recibido algún tipo de reconocimiento?

Hace tan poco tiempo que hemos salido al mercado que estamos en una fase muy embrionaria, pero aun así nos han invitado a dos concursos de proyectos innovadores y emprendedores, el de la Caixa y el de la Associació de Joves Empresaris de Girona (AEEG).

¿Cuánto se ha invertido en este proyecto?

Unos 150.000 euros.

¿Cuál es la previsión para este 2016?

En tres meses, sin que nadie nos conociera, vendimos 20.000 cápsulas y nuestra previsión es de una facturación el primer año de 300.000 euros.

¿Cómo ve su proyecto en el futuro?

Creo que podemos tener un proyecto con mucha fuerza de crecimiento internacional manteniendo nuestro espíritu de empresa familiar y conservando una calidad en el producto mejorándolo y trabajando día a día.

Tags:
Sección: Actualidad

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?