Oi Realtor, la inmobiliaria de lujo que creció durante la crisis

La inmobiliaria Oi Realtor, especializada en inmuebles de lujo en ciudades y el litoral utilizando innovaciones tecnológicas, arrancó su actividad en 2008 en plena crisis inmobiliaria.

Oficina de la inmobiliaria Oi Realtor. Oi RealtorOficina de la inmobiliaria Oi Realtor. Oi Realtor

Oi Realtor, que gestiona actualmente 2.500 propiedades en toda España y cuenta con seis locales de venta, todos ellos ubicados en Barcelona y sus alrededores, ha iniciado un proceso de expansión a través del sistema de franquicias, después de consolidar desde 2008 un ritmo de unas 150 vendidas al año, según ha explicado a EFEemprende el socio fundador de la inmobiliaria, Luis Gualtieri.

Esta empresa, especializada en inmuebles céntricos o costeros con superficies superiores a los 200 metros cuadrados, se dirige a un cliente de alto nivel adquisitivo. En 2016 mejoraron su facturación un 110 por ciento.

El fundador de Oi Realtor es un emprendedor argentino que desde 2002 ha desarrollado su carrera en España, primero en el ámbito de la construcción y las reformas, hasta que en 2008 decidió poner en marcha un proyecto inmobiliario, en plena crisis del sector.

“Cuando abrí me dijeron que estaba loco, justo cuando todas las empresas estaban cerrando”, ha señalado Gualtieri, que ha desvelado que la clave de su éxito es que se dirigen a “un sector de viviendas y de público de nivel económico elevado, que es el que menos sufre las consecuencias de la crisis”.

No obstante, Gualtieri ha reconocido que entre 2008 y 2011 pasaron “años duros”, especialmente por la disparidad de precios entre lo que pedían los propietarios tras la burbuja inmobiliaria y lo que estaban dispuestos a pagar los compradores.

“A partir de 2014 la recuperación del sector se comenzó a notar bastante, 2015 fue una locura,  y a partir de 2016 ha bajado porque al haber más inmobiliarias el mercado ha mermado por la masificación y la competencia”, ha destacado el fundador de Oi Realtor.

Expansión con franquicias

La consultora ha iniciado recientemente un proceso de expansión a través del sistema de franquicias, con el que espera llegar a Madrid, Valencia, Málaga, País Vasco, Baleares y la costa de Portugal.

“El objetivo que tenemos es extendernos como franquicia, y para ello estamos haciendo un gasto muy fuerte en desarrollo y publicidad”, ha apuntado Gualtieri.

Los locales de Oi Realtor tienen una estética muy distinta a la de una oficina inmobiliaria y requieren de importantes adaptaciones tecnológicas, como el “escaparate interactivo” que permite a los clientes ver las viviendas incluso con la oficina cerrada, gracias a una tableta en el escaparate.

Esto implica que los franquiciados tienen que acometer una importante inversión inicial, que puede superar a los 120.000 euros entre el canon de entrada y las adaptaciones del local.

“Lo que pedimos alguien que conozca el mercado inmobiliario, también que cumpla unos parámetros de inversión, además tienen que estar en lugares estratégicos, “centros urbanos o lugares con mucho tránsito”, ha detallado Gualtieri, que ha asegurado que han rechazado centenares de propuestas de franquicia porque eran “nefastas”.

Inmobiliaria apoyada en la tecnología

A cambio de la inversión, los nuevos franquiciados reciben, además de la marca un sistema operativo propio, bases de datos, revista, manuales de procedimientos, formación, y forman parte del proceso tecnológico que utiliza esta cadena para vender sus inmuebles, una de las claves de su modelo de negocio, según ha detallado Gualtieri.

Luis Gualtieri, socio fundador de Oi Realtor. Oi Realtor

Luis Gualtieri, socio fundador de Oi Realtor. Oi Realtor

Cada vivienda que entra a formar parte de su cartera pasa un proceso de decoración, tras el cual se toman fotografías y vídeos que conforman una visita virtual en 360 grados disponible en la web de la empresa, que a su vez se conecta con 157 portales inmobiliarios nacionales e internacionales desde los cuales les llegan los potenciales interesados.

Esto, según Gualtieri, les ha permitido cerrar compras de viviendas con clientes internacionales que ni siquiera han necesitado acudir a ver el piso.

“Somos la primera inmobiliaria que ha cerrado una venta sin una visita física”, ha subrayado, en referencia a un cliente de la India que lo hizo todo de manera ‘online’.

“Tenemos un sistema de visualización ‘online’ de viviendas con un robot informático que coordina las visitas”, ha detallado el fundador de Oi Realtor.

Este sistema permite que en apenas uno o dos días se cierre el alquiler de una vivienda, y que las ventas se formalicen en una media de 37 días, ha explicado.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?