Lawlinguists, una red internacional de abogados especialistas en traducción de textos jurídicos

Dos abogados italianos y uno alemán pusieron en marcha en 2011 Lawlinguists, una red para traducir documentos jurídicos de forma correcta, con la que llegaron a España en 2015

Riccardo Massari (i), Raffaele Sena y Daniel Nagel (d), fundadores de Lawlinguists. EFE/LawlinguistsRiccardo Massari (i), Raffaele Sena y Daniel Nagel (d), fundadores de Lawlinguists. EFE/Lawlinguists

Tres abogados jóvenes de dos países distintos que se dieron cuenta que la traducción de documentos jurídicos era “un verdadero problema” en los despachos internacionales y decidieron tomar cartas en el asunto creando una empresa de traducción jurídica. Es la historia de los italianos Riccardo Massari y Raffaele Sena, y del alemán Daniel Nagel, fundadores de Lawlinguists, una red de abogados dedicados a la traducción que desembarcaron en España hace un año.

“Nos encontramos que había una paradoja, un documento jurídico es escrito en España o en cualquier otro país por un abogado, pero lo traduce alguien que no es un abogado. Esto es un problema, y provoca que los abogados tienen que rehacer los textos”, describe Massari en conversación con EFEemprende.

Él mismo vivió esa situación trabajando como letrado en un bufete, donde observaba cómo las traducciones provocaban la ira de los socios del despacho. “Los abogados jóvenes del despacho éramos los que teníamos que rehacer ese trabajo a última hora”, recuerda.

“Ahí me di cuenta que era algo necesario, por los cinco despachos por los que había pasado les ocurría lo mismo”, agrega.

Una necesidad del sector

Massari no duda en asegurar que hay “una necesidad verdadera” de servicios de traducción jurídicos formados por abogados. Ellos mismos lo han comprobado desde 2011, cuando comenzaron con una pequeña red de colaboradores de unos 150 abogados, que ahora supera el millar.

“Antes encargábamos los textos a abogados ‘freelance’ de cada idioma, ahora es diferente porque tenemos una plantilla de abogados traductores interna”, explica.

El crecimiento se cimentó primero en Italia, a partir de los contactos en los despachos de los socios fundadores, y a partir de 2012 comenzó la dedicación en exclusiva desde Milán (Italia), la contratación de empleados –doce en plantilla a finales de 2015- y las aperturas de sedes en Nueva York (2014) y Barcelona (2015). Desde su fundación han traducido 2.500 documentos y más de diez millones de palabras.

Desde su fundación han traducido 2.500 documentos y más de diez millones de palabras.

En España se pusieron en marcha hace un año, en enero de 2015, aunque han tenido más problemas de tarifas que en otros países, especialmente con los despachos pequeños. Con los grandes bufetes de abogados, entran cuando se necesitan traducciones a idiomas poco comunes.

“Están muy acostumbrados a traducir al inglés, pero cuando necesitan portugués, alemán o chino, no siempre tienen alguien en la empresa. Ahí es cuando tenemos la oportunidad”, agrega Massari.

Aseguran que pueden traducir en ambas direcciones y en todas las combinaciones posibles entre inglés, italiano, español y alemán. Otros idiomas están cubiertos, aunque no de forma bidireccional. “Por ejemplo, desde un documento en italiano podemos traducir a 25 idiomas distintos”, explica el fundador de Lawlinguists. Aseguran que pueden llegar hasta el centenar de idiomas.

“Los clientes valoran que traduzca un abogado”

Logo de Lawlinguists

Logo de Lawlinguists

Preguntado sobre si su modelo de traducción no entra en el territorio profesional de los traductores, Massari asegura que a nivel práctico no han tenido ningún problema, por la opacidad del ambiente jurídico al que no acuden con tanta asiduidad los traductores. “Son dos mundos que no se comunican mucho”, asegura.

“Sí nos hemos encontrado con empresas de traducción jurídica. Nosotros ofrecemos una mayor calidad, pero también un precio más caro. Los despachos pequeños nos avisan que hay agencias más económicas que nosotros, pero también hay clientes que se dan cuenta de la importancia de que traduzca un abogado y están dispuestos a pagar más”. explica el fundador de Lawlinguists.

Su objetivo es expandirse en España, Francia y Reino Unido después de haber alcanzado una facturación de 1,2 millones de euros en 2015. En Italia atienden a seis de las diez mayores firmas de abogados, a varias compañías multinacionales e incluso clubes de fútbol, como el Roma y el Fiorentina.

Tags: ,
Sección: Actualidad

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?