La frutoteca, el electrodoméstico que han ideado dos estudiantes de Zaragoza

Ni tan fría como en la nevera ni a temperatura ambiente en el frutero. Dos estudiantes de la Universidad de Zaragoza han ideado la “frutoteca”, un nuevo electrodoméstico que permitirá mantener la fruta a una temperatura específica para garantizar su conservación durante más tiempo.

Inés Gimeno y Pilar Durán, creadoras de Frutoteca. EFE/Javier CebolladaInés Gimeno y Pilar Durán, creadoras de Frutoteca. EFE/Javier Cebollada

Inés Gimeno y Pilar Durán han desarrollado esta revolucionaria idea que ha sido reconocida con el Premio a la Innovación en la Empresa que otorgan la Universidad de Zaragoza y la compañía de electrodomésticos BSH, que podrá decidir si finalmente lo materializa y lo lanza al mercado.

“Es un producto totalmente distinto a lo que existe porque no solo contiene fruta, sino que interactúa con el usuario”, ha explicado Durán en una entrevista a Efe, en la que las dos investigadoras han adelantado algunas de las virtudes de este nuevo aparato.

Inspiradas en el concepto de la vinoteca, que permite mantener el vino a una temperatura idónea para su consumo, este nuevo electrodoméstico, más pequeño que un frigorífico pero más grande que un frutero, se ha diseñado para poder adaptarse al tipo de fruta que contenga.

“Actualmente, tenemos una nevera en la que metemos todos los alimentos. Lo que nosotras planteamos es hacer algo específico solo para la fruta, que permita quitar el espacio que ocupa en el frigorífico”, ha detallado Gimeno.

Las dos estudiantes diseñaron el producto como parte de una de las asignaturas del cuarto curso de la Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Producto que se imparte en la Universidad de Zaragoza, donde recibieron consejo por parte de sus profesores antes de presentarlo a un concurso en el que compitieron con otros 55 investigadores de distintos campos.

“La idea es fomentar la vida sana a través del consumo de fruta y evitar el desperdicio de la fruta que se desaprovecha porque se pone mala”, ha defendido Durán, quien ha destacado el valor que tiene el electrodoméstico como instrumento para mantener una “dieta sana y equilibrada”.

Tras nueve meses de desarrollo de la idea, las dos estudiantes enviaron un dossier explicativo sobre el producto, así como un vídeo de presentación a los organizadores del concurso, que no les comunicaron que habían resultado ganadoras hasta la propia gala de entrega de los premios.

A pesar de que el galardón está dotado con 5.000 euros, las dos diseñadoras coinciden en que lo más importante del proceso ha sido la experiencia de descubrir que su idea se puede ver materializada en el futuro.

“Muchas empresas crean la necesidad en el mercado, después de haber hecho el producto. Nosotras lo hacemos al revés”, ha explicado Gimeno, que aboga por poner al usuario en el foco central a la hora de llevar a cabo cualquier idea.

Durán, especializada en la fase de desarrollo del producto, y Gimeno, que apuesta por el diseño gráfico y la creación de una imagen de marca, no descartan volver a trabajar juntas en el futuro, aunque de momento aspiran a encontrar un trabajo en alguna empresa que les permita seguir desarrollando ideas innovadoras.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?