El emprendimiento crece en España, aunque sigue por debajo de Europa

La Tasa de Actividad Emprendedora (TAE), que mide las iniciativas con menos de 3,5 años de vida, ha crecido un 1% interanual en España en 2017, hasta el 6,2%; pero se mantiene por debajo de la media europea (8,1%).

EFE/Focke StrangmannEFE/Focke Strangmann

Estos datos se desprenden del informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2017-2018, elaborado Red GEM España, a partir de 25.000 encuestas.

La actividad emprendedora española se encuentra por encima de otras economías como Francia (3,9%), Italia (4,3%) y Alemania (5,3%).

Durante la presentación del informe, el director técnico de GEM España, Iñaki Peña, ha explicado que la tasa de negocios consolidados, que tiene en cuenta las compañías con más de 3,5 años en el mercado, se ha situado en el 7%, “en línea con la media europea”.

La principal motivación para emprender un negocio es detectar oportunidades en el mercado, según el 68,5% de los encuestados, mientras que el 28,3% impulsa sus proyectos por necesidad.

Peña ha remarcado que la necesidad de emprender da pie a pensar que “muchas personas han optado por crear su propio negocio para optar al autoempleo”.

La participación masculina (55,1%) en la actividad emprendedora es relativamente mayor a la femenina (44,9%), pero la brecha de género se ha ido reduciendo de manera continua desde 2012.

La brecha de género se acentúa en el emprendimiento consolidado

La diferencia de género se ha acentuado en los negocios consolidados, liderados por un 60% de hombres y un 40% de mujeres.

Sin embargo, esta brecha ha desaparecido en lo que respecta a las personas que tienen intención de crear una empresa en los próximos tres años, ya que el 50,9% son hombres y el 49,1% mujeres.

El 32 % de los españoles ha percibido buenas oportunidades de negocio, lo que supone el mayor porcentaje desde 2005, aunque se ha mantenido por debajo de la media europea (42%).

El informe ha señalado que el 45% de los encuestados considera que tiene las capacidades necesarias para emprender, mientras que el 25% ha indicado que tiene miedo al fracaso.

Iñaki Peña ha recordado que para tener una sociedad capacitada para el emprendimiento “es clave la innovación”.

Para que España tenga un actividad emprendedora productiva, los encuestados han pedido llevar a cabo políticas gubernamentales que agilicen los trámites administrativos o reducir las cargas fiscales.

Han solicitado también un apoyo financiero más amplio y cualificado, además de sensibilizar a la sociedad a través de la educación y la formación.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?