Bitcóin, más que un medio de pago

La divisa virtual va camino de cumplir cinco años, a lo largo de los cuales su valor ha fluctuado desde los 1.200 a los 230 dólares que cuesta actualmente. Entre la polémica y la promesa de posibles aplicaciones futuras, el bitcóin se va abriendo camino hacia la normalización.

Jorge Ordovás en el TEDx GranVía 2015. EFE/TEDxJorge Ordovás en el TEDx GranVía 2015. EFE/TEDx

El bitcóin basa su funcionamiento en una tecnología novedosa llamada blockchain (cadena de bloques), la cual nace a partir de las redes P2P (punto a punto).

Estas redes, formadas por múltiples equipos conectados entre sí de forma descentralizada, son utilizadas por programas como eMule para compartir música, películas, o cualquier otro tipo de contenido.

En el caso del blockchain, lo que se comparte es un libro de cuentas público en el cual se registran todas las operaciones realizadas con bitcóin.

Tanto éstas operaciones como la creación de la masa monetaria basan su funcionamiento en la criptografía, ciencia que utilizando algoritmos permite dotar de seguridad a la información y las comunicaciones.

De ahí el nombre de criptomonedas que reciben tanto el bitcóin como otras que han ido surgiendo posteriormente basándose en la misma tecnología (LitecoinDogecoinNamecoin, etc…).

Reticencias y posible desconfianza de los usuarios potenciales

Una de las reticencias que surgen por parte de los usuarios es el desconocimiento sobre el mecanismo del bitcóin, pero como explica a EFE el director de Innovación en Medios de Pago del Foro de Economía Digital, Jorge Ordovás, “el blockchain es una tecnología que funciona, y no es necesario entender al detalle su mecanismo para sacarle partido, de la misma forma que a diario utilizamos teléfonos móviles sin necesidad de conocer exactamente su funcionamiento interno”.

Añade además que “el hecho de que España sea uno de los países que están a la cabeza en la regulación del bitcóin debería aumentar la confianza en ésta tecnología”.

“España es uno de los países a la cabeza en cuanto a la regulación del bitcóin”

Y es que en éste tema se están dando situaciones dispares. En algunos países, como por ejemplo Bolivia o China, se le están poniendo trabas a la moneda virtual.

Según Ordovás “hay países que están avanzando mucho más que otros”, y “Estados UnidosReino Unido y España están entre aquellos que ven el bitcóin como un medio a regular, ya que ofrece muchas posibilidades que no tienen las tarjetas o Paypal, entre otros medios de pago”.

Entre los puntos fuertes a destacar está la trazabilidad de las operaciones, ya que absolutamente todos los movimientos quedan registrados en el blockchain de forma indeleble.

También es reseñable la inexistencia de tasas o impuestos a la hora de realizar operaciones con bitcoines, al menos de momento.

Funcionamiento de un cajero automático de bitcoines

Tenemos la oportunidad de conocer, de manos de Ordovás, uno de los primeros cajeros automáticos de bitcóin instalados en España, situado en el centro comercial ABC Serrano de Madrid, en el cual se pueden cambiar euros por bitcoines y viceversa.

Los bitcoines obtenidos pueden ser utilizados para realizar compras, por ejemplo, en diversos establecimientos de la calle Serrano; la cual el año pasado se convirtió en “la calle bitcóin más larga de Europa”.

Como nos explica el director en Medios de Pago del Foro de Economía Digital, “el proceso de adquisición de bitcoines mediante el cajero es un paso muy importante frente al método tradicional, que consistía en registrarse en un procesador de pagos y una casa de cambios antes de poder realizar la transacción”, lo cual suponía un retraso de días o incluso semanas.

Cajero de bitcoin en ABC Serrano de Madrid. EFE/José Carlos Pedrouzo

Cajero de bitcoin en ABC Serrano de Madrid. EFE/José Carlos Pedrouzo

La agencia de viajes Destinia admite pagos en bitcoines desde el año pasado y según Ordovás “la gente que paga con bitcóin gasta el doble que la gente que lo hace con tarjeta, y reservan con mayor antelación”.

“El uso de la criptomoneda no es sólo una estrategia de marketing, sino que están ingresando dinero real, desde unos 50 países” , añade.

Para incentivar el uso de la moneda virtual, Destinia hizo una promoción durante el “Black Friday” en la que ofrecía un descuento del 20% a quien pagase con bitcóin.

Un ejemplo donde según Ordovás el usuario final obtiene ventajas, ya que “como cliente, me interesa acercarme a un cajero y sacar en bitcoines la cantidad equivalente al coste del viaje, obteniendo así el descuento”.

Más que una moneda, una nueva tecnología en sí

Ante la cuestión de la diversidad de criptomonedas y la posibilidad de que una vez regulado el bitcóin, se utilice otra alternativa similar para saltarse dicha regulación, Ordovás argumenta que “se debe legislar no sobre la moneda virtual, sino sobre la tecnología de cadena de bloques y cualquiera de sus posibles aplicaciones, que son muchas” .

Que el blockchain de bitcóin sea un libro de cuentas público, replicado en miles de dispositivos y protegido por una enorme fuerza de cálculo, lo convierte en un magnífico registro.

Con aplicaciones en propiedad intelectual, registro de ‘smart contracts’ (contratos inteligentes), y muchas otras posibilidades todavía por descubrir. Y como apunta Ordovás, “con el respaldo de la fuerza de las matemáticas”, que no conocen fronteras.

Noticias relacionadas

El bitcóin progresa hacia la “normalización”

El bitcóin como modelo de negocio, una realidad

Tags: ,
Sección: Actualidad

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?