Benjumea: las mujeres tenemos un mundo de oportunidades y la sociedad nos necesita

La presidenta del ecosistema emprendedor Spain Startup-South Summit, María Benjumea, ha señalado a EFE, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que las mujeres “son libres, tienen un mundo de oportunidades y la sociedad las necesita”.

La fundadora de Spain Startup, María Benjumea La fundadora de Spain Startup, María Benjumea

La directiva, que ha recibido galardones como el premio a la Empresaria del Año de Madrid en 2007 o el Clara Campoamor 2009 por su contribución al empleo femenino, también ha apuntado que la comunicación y los mensajes que recibe la sociedad “tienen que ser constructivos”, y que cuando la mujer vea algo de lo que no está de acuerdo “lo diga”.

P: ¿Qué le parece que organismos y empresas apuesten por la paridad?

R: Soy de la teoría de que si tu quieres puedes. Todo lo que sea apostar me parece genial

P: ¿En qué ámbito hay que trabajar más en materia de igualdad?.

R: No te se contestar en este tema. Para mi todo lleva su evolución normal y lo que hay que trabajar es con las personas. No tengo una contestación tajante. Me parece que las cosas están evolucionando bien.

P: ¿Han cambiado mucho las cosas en materia de igualdad desde que inició su carrera profesional?.

R: Totalmente. Hay que trabajar con las personas y hay que convencer a las mujeres de que la sociedad nos quiere y nos necesita. En lo que no estemos de acuerdo hay que levantar la mano. Somos libres para elegir y no tenemos que creer que las trabas que pueda haber en nuestra carrera son las que ponen la sociedad o los hombres.

Hay que analizarlo todo correctamente. Tenemos que apostar por nuestra carrera.

“La sociedad nos quiere y nos necesita”

P: ¿En qué ámbitos habría que trabajar más?

R: Lo que hay que trabajar es que se lancen los mensajes correctos. Los mensajes que empoderen a la mujer y que se de cuenta de que la sociedad nos quiere y nos necesita.

P: ¿Qué tareas debían abordar los gobiernos o los supervisores para avanzar en igualdad?.

R: Las pautas para la igualdad van por el buen camino, aunque siempre hay mucho que hacer. Hay que ver cómo trabajas con toda la sociedad para que esto sea real. Esto no es un tema de que a las mujeres se les ponga trabas y de que existan legislaciones contrarias. Yo lo que trabajaría es con la gente.

P: ¿Qué opina de las cuotas en los consejos de administración?

R: Lo que recomendaría a las mujeres es que estén en los lugares apropiados para que las vean y cuenten con ellas.

No es un tema de que las empresas no quieran tener a las mujeres en los consejos de administración. De hecho, yo estoy en consejos de administración porque soy mujer y me llaman para muchas por que lo que están buscando son mujeres.

P:¿Por qué la presencia de la mujer al frente de una empresa es tan limitada en España?

R: Por lo que he comentado en la anterior pregunta y, además, no siempre es que no las elijan, sino que no les compensa estar ahí.

Hay que estar en el lugar, darse visibilidad, saber venderse y luego hay que querer. No siempre se quiere. Las posiciones más potentes requieren mucha más dedicación y mucho sacrificio y hay veces que no nos compensa. Hay que mirar las cosas en su dimensión completa, no solo en una de las partes.

Faltan mujeres, muchísimas. Hay muchos más hombres en esas posiciones, pero lo que hay que ver exactamente son las causas.

“Somos libres para elegir”

P: En su trayectoria profesional ¿recuerda algún momento en el que fuera consciente de superar algún límite, alguna barrera impuesta hasta ese momento a las mujeres?

R: Recuerdo cuando era joven, y tengo 64 años, que al principio de mi carrera me miraban con tono paternalista, porque era otro momento. A mi me habían enseñado para otra cosa que no era trabajar. ¿Qué ha habido barreras? Claro. ¿Qué le debemos mucho a los movimientos feministas? Todo. Yo no me lo he encontrado. Yo soy emprendedora, siempre he tenido mis propias empresas y no puedo hablar por otros entornos.

Yo creo que somos libres para elegir y tenemos un mundo de oportunidades a nuestro alcance y la sociedad quiere que estemos ahí y nos necesita. También tenemos que levantar la mano cuando creamos que algo no es correcto, pero yo no me considero ni una víctima ni una discriminada de la sociedad, porque me ha dado muchas oportunidades.

P: ¿Ha pensado alguna vez que había sido discriminada positivamente por el hecho de ser mujer?

R: Sí. se que he ocupado puestos por ser mujer. Estoy segura de ello. Me han elegido a mi y no a otros por ese tema concreto, porque estaban buscando una mujer.

P: ¿Por qué se mantienen diferencias retributivas?

R: Mi teoría es que en las grandes corporaciones no hay diferencias retributivas y, si las hay, es porque se están comparando posiciones que puedan similares, pero no exactamente iguales. En las grandes empresas eso está muy estructurado y hoy en día se tiene mucho cuidado con todo el tema de las mujeres.

Esto pasa en las grandes corporaciones, que es un porcentaje muy pequeño de empresas, pero que contratan a mucha gente.

Y luego están las que somos la gran masa, que son las pequeñas y medianas empresas. Al final la vida de las empresas es complicada y en las personas influyen muchas cosas y, hay veces, que las mujeres negocian peor sus sueldos, ya que les compensa más el proyecto que van a hacer y por que, entre otras cosas, hay muchas personas de las que sí depende la economía familiar, pero hay otras en las que menos, de manera que se permiten poder hacerlo de otra forma.

“Las mujeres también tenemos que mirarnos a nosotras mismas”

P: En materia de igualdad ¿Hay sectores económicos en los que existe más igualdad que en otros?

Desde el punto de vista retributivo en las grandes corporaciones, y, en el sector público, es total.

Creo que en España estamos muy bien y estamos en una situación privilegiada. Lo que animo es a todas las mujeres a que de verdad se pongan al frente de aquello que consideran que no está bien.

La evolución en los últimos 20 años en esta materia no tiene nada que ver. Las cosas también llevan su evolución. Las mujeres también tenemos que mirarnos a nosotras mismas.

Los mensajes que se reciben es que no nos tratan igual, y eso no es verdad. Creo que la comunicación y los mensajes que recibe la sociedad tiene que ser constructivos y que cuando haya algo que no se esté de acuerdo se diga. Pero no que la mujer es una víctima y que no recibe un trato igualitario. Eso puede pasar, pero en un porcentaje altísimo eso no es así para nada.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?