- EMPRENDE, PERO HACIÉNDOTE VISIBLE

- EMPRENDE, PERO HACIÉNDOTE VISIBLE

Juanma Romero

Blog de Juanma Romero, periodista de TVE desde hace 30 años y experto en comunicación verbal y no verbal, es director y presentador de Emprende, programa del Canal 24 Horas que, además emiten todos los canales internacionales de TVE. Desde 1997 imparte seminarios; talleres, charlas y conferencias sobre visibilidad, habilidades sociales, emprendimiento, tecnología, carisma y magnetismo personal.

La mejor forma de presentar un evento empresarial o institucional

Cuando se contrata a un profesional para presentar un evento empresarial o institucional surgen algunas dudas. La principal se refiere a las características que debe tener esa persona que se va a responsabilizar de conducir todo el acto. Y ante esta situación, quizá lo más indicado no sea un animador gracioso para este tipo de actividad, sino alguien sobrio.

Pienso que un presentador de jornadas empresariales o institucionales debe tener una imagen adecuada al acto, lo que no significa que sea obligatorio llevar traje y corbata. Dependerá del tipo de actividad y cómo se vistan los demás. No parece apropiado vestirse con traje y corbata si, por ejemplo, se trata de un evento organizado por una start up donde todos sus ejecutivos van con vaqueros y camiseta, algunos incluso con pantalón corto.

Personalmente, siempre pregunto antes del acto cómo creen los organizadores que debo ir vestido, para no desentonar. Se trata de ir con las circunstancias y tener la personalidad y autoridad necesaria para llevar el acto a buen puerto, que es para lo que te contratan. La mirada debe ser firme y sin titubeos, con movimientos del cuerpo y las manos sin estridencias; estamos presentando una actividad empresarial, no un festival de rock and roll.

Que no llevemos traje y corbata no significa que no tengamos un comportamiento adecuado a la acción que se está desarrollando, porque se trata de dominar el espacio escénico. Debemos ser simpáticos y amables, pero no graciosos, a no ser que los organizadores lo hayan pedido expresamente. No obstante, el sentido del humor es esencial, igual que la capacidad de reaccionar ante situaciones inesperadas que siempre se producen por muy bien organizado que este el evento.
Tenemos que resultar próximos a las personas que se encuentra en ese lugar, pero manteniendo cierta distancia porque somos los máximos responsables del resultado final del acto. Al fin y al cabo estamos hablando de un presentador de perfil alto, no de un showman.

Si ese presentador es alguien conocido por su actividad profesional porque aparece en la radio, televisión o en otros medios, el público intentará acercarse a él en algún momento. Querrá hacerse fotos o mantener una breve charla, a lo que siempre que sea posible habrá que acceder para dejar buena sensación entre los asistentes y porque, en ese momento, somo la imagen de la empresa que nos ha contratado.

Si por el contrario ven que el presentador se marcha corriendo o no atiende a los presentes, dejaremos una muy mala imagen tanto nuestra como de la empresa que nos ha contratado. Por eso hay que tener un estilo y una educación y paciencia especiales, algo a lo que no todos están dispuestos, pero hay que hacerlo porque va en el sueldo. Si lo disfrutas, mejor.

Por otra parte, la persona que presenta un evento, sobre todo si es de perfil alto, debe entender que no es como los demás en ese entorno, sino que los demás esperan ver en él una persona especial, capaz de hacer cosas (presentar el acto) que no están al alcance de cualquiera. Y esa es la razón por la que le han llamado. Han buscado a alguien carismático y de ti depende que lo hayan encontrado o no.

Startup Olé

Canal de Radio de la Agencia EFE: Pymetech

Últimos programas de Pymetech

Login

Registro | Contraseña perdida?