"Instituto Europeo para el Emprendimiento"

Instituto Europeo para el Emprendimiento

Espacio dedicado a la reflexión sobre el espíritu emprendedor elaborado por los integrantes del Instituto Europeo para el Emprendimiento

Emprendimiento Temprano

Ana Luisa Rotta Soares, directora de Relaciones Institucionales del EIE

Siempre he pensado que a los más jóvenes hay que enseñarles una serie de habilidades que van más allá del libro de texto y del memorizar para luego repetir. Claramente es importante adquirir una base cultural sólida para poder ser competitivo en un mercado laboral cada día más salvaje. Sin embargo, hay un conjunto de competencias que muchas veces no se aprenden en el colegio y que son fundamentales para que en un futuro los más jóvenes puedan acceder a un horizonte más amplio de oportunidades.

Los idiomas entran claramente en ese grupo y aparentemente gobiernos, colegios, familias, etc. ya se están poniendo al día, de mejor o peor manera, con el tema. Vemos que existe hoy una proliferación desenfrenada de los llamados “colegios bilingües”. Sin embargo, el evaluar la calidad y efectividad de ese supuesto bilingüismo se hará dentro de unos años, cuando los niños y niñas que lo están viviendo salgan al mundo.

Otra de esas habilidades es el aprender a emprender. Esa habilidad aparentemente no ha llamado la atención todavía a los diferentes agentes sociales ya que existen pocos programas en colegios dirigidos a fomentar el emprendimiento entre los más jóvenes. Sin embargo, todos podemos ser emprendedores, principalmente si nos motivan y nos ayudan reconociendo nuestros talentos y fomentando nuestra creatividad desde edades tempranas. Pero para impulsar el espíritu emprendedor entre los más pequeños, padres y educadores tendremos que aprender a relajarnos un poco en relación a la disciplina y a las exigencias. El emprendimiento requiere creatividad y para que se desarrolle esa creatividad hará falta muchas veces reinterpretar y suavizar un poco las normas que muchas veces encorsetan a los más pequeños.

En mi opinión, el fomentar el emprendimiento y el espíritu emprendedor en niños y niñas va mucho más allá de enseñarles como montar una empresa y hacerla exitosa. El espíritu emprendedor, para mí, está más relacionado con el éxito en la vida, entendido como tener la capacidad de desarrollarse en lo que a uno le emociona y le mueve.

En una sociedad enferma de “titulitis” es una verdadera dicha poder dedicarse a lo que a uno le apasiona. Puede ser interesante promover que niños y niñas desarrollen un “proyecto de vida”, como si de una empresa se tratara. De este modo, pueden modificar y adaptar su proyecto a la medida que crecen y que sus intereses y sus realidades se van trastornando.

El dinero y el éxito profesional no deberían ser la finalidad última del emprendimiento, y bajo ningún concepto deberíamos trasladar ese mensaje a niños, niñas y jóvenes. El éxito está muy bien, pero tiene que venir acompañado de una satisfacción por el trabajo realizado y los objetivos logrados.

Startup Olé

Canal de Radio de la Agencia EFE: Pymetech

Últimos programas de Pymetech

Login

Registro | Contraseña perdida?