D’Original, una tienda de zapatillas que apuesta por el comercio móvil

Después de montar su propia empresa de marketing y comunicación, Pedro Franco se marchó a Brasil para buscar otro tipos de experiencias. Al volver a España, cansado del marketing convencional, se volcó en un nuevo proyecto, una tienda de zapatillas basándose en el comercio móvil: D’Original.

El consejero delegado de D'Original, Pedro Franco. El consejero delegado de D'Original, Pedro Franco.

Según admite en una entrevista para EFEemprende, para emprender solo hay que tener ganas y voluntad, a la vez que reniega de las instituciones ya que éstas “no están para los emprendedores de hoy”. Su solución: pedir un préstamo y asociarse con otros seis amigos.

Para este emprendedor innato el comienzo no fue difícil. Gracias a las “facilidades” del marketing digital, desarrolló su proyecto a través de las redes sociales invirtiendo en posicionamiento web, lo que le permitió que la página tuviera relevancia en los motores de búsqueda.

Con este posicionamiento, basado totalmente en la inversión, se han dado a conocer hasta tal punto que ya les han pedido distribución en Australia y en Latinoamérica.

“Es importantísimo analizar diariamente al consumidor”

Asimismo, según explica, lo más importante antes de lanzar cualquier cosa al mercado es analizarse como consumidores. “Una vez que nos analizamos a nosotros mismos como consumidores de zapatillas es más fácil llegar a todo tipo de público”. De esta manera, afirma que les resultó más sencillo saber también cómo podrían introducirse en un mercado tan competitivo.

Pedro Franco señala que ahora mismo el negocio se encuentra en Internet, gracias al análisis diario que permiten las redes sociales, y sobre todo el feedback directo. Por ello, es “importantísimo” analizar diariamente cómo el consumidor reacciona ante los impulsos que le llegan.

La marca

D’Original salió al mercado a finales de diciembre con una gama corta de modelos, y el 23 de marzo, tras tres meses de ensayo, decidieron probar suerte. Admite que la respuesta ha sido “bastante buena” y que están yendo en una “buena dirección”.

Su fórmula: vender el producto directamente desde la fábrica a la casa del consumidor, un método que él considera inequívoco para tener un producto de calidad a un precio asequible. Y es que aunque ya hay tiendas en España que están pidiendo su distribución, subraya que hay que analizar muy bien la situación para que ese producto no suba de precio.

D’Original ya cuenta con solicitudes de tiendas de toda España 

“Tenemos solicitudes de tiendas de toda España, pero para nosotros el coste de hacer las zapatillas en la península es un coste alto, y si podemos poner ese precio tan competitivo es porque vamos de la fábrica a la casa del consumidor. Si metemos a alguien en medio el precio sube”, añade el director general.

Por otra parte, una de las cuestiones en las que se han diferenciado es la apuesta por el comercio móvil, al desarrollar primero la aplicación para el móvil, y a partir de ahí crear una página web adaptada, “muy práctica y sencilla, que sea sobre todo por y para el producto”.

Según explica Pedro Franco, no considera que su tienda sea online, sino que la considera una tienda física, porque al igual que en un establecimiento, lo primero que ves es el producto, sin ningún tipo de barrera visual.

Asimismo, también compara el número de clicks que hay que hacer para comprar en su página web con la cola de un establecimiento. “En una tienda física cuando vas a pagar y encuentras mucha cola a veces te vas. Aquí pasa lo mismo, esos son los pasos en una tienda online, es decir cuantos menos clicks, menos cola, y menos barreras

Perspectivas de futuro

En cuanto a las perspectivas de futuro, Pedro Franco señala que está manteniendo conversaciones con socios extranjeros, una cuestión que considera fundamental. Reitera que su tienda funciona tan bien porque conocen al consumidor español, tienen rapidez de análisis, y saben interpretar el comportamiento del cliente.

“Para ser universal debes conocer al consumidor local”

“Yo no conozco por ejemplo cómo funciona un consumidor en Australia, y eso es básico, por lo que estamos buscando socios inversores en otros países para introducir la marca y nutrirnos de ello. Verdaderamente no nos vemos inmediatamente con la capacidad de llegar a otros países por muy universal que sea Internet. Es muy universal pero necesitas conocer al consumidor local”, admite.

Por último añade que no tiene miedo a la competencia, ya que por mucho que las grandes marcas inviertan en marketing, la gente está perdiendo el temor a apostar por lo nuevo gracias a Internet.

Etiquetas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Login

Registro | Contraseña perdida?