Lemonpay, el servicio de pago seguro para la venta digital de segunda mano

Lemonpay ofrece un servicio de pago y envío para plataformas digitales de venta entre particulares, y su sistema podría permitir a Hacienda recaudar el impuesto de transmisiones patrimoniales de estas compraventas, según ha explicado a EFE su directora de operaciones.

Equipo de Lemonpay, con su directora de operaciones Beatriz Amilibia (3i). Imagen cedida por Lemonpay.Equipo de Lemonpay, con su directora de operaciones Beatriz Amilibia (3i). Imagen cedida por Lemonpay.

Esta compañía, que hace de intermediario entre comprador y vendedor reteniendo el importe de la venta hasta que el producto llega a su destino, trabaja con 60 plataformas digitales de venta entre particulares y, según sus fundadores, podría gestionar la recaudación del impuesto de transmisiones patrimoniales que sería aplicable a estas transacciones, tal y como anunció  recientemente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

“Si el pago se realiza a través de una plataforma la tributación es muy sencilla”, ha explicado a EFE la directora de operaciones de Lemonpay, Beatriz Amilibia.

Recaudación del impuesto de transmisiones patrimoniales

Según los responsables de esta empresa, la dificultad para recaudar este impuesto se explica porque las plataformas de artículos de segunda mano delegan en el vendedor particular la tributación, pero con un intermediario como Lemonpay se podría realizar, igual que ellos entregan a Hacienda el IVA correspondiente a sus servicios.

“Señor Montoro, en Lemonpay le hacemos el trabajo”, ha agregado Amilibia, directora de operaciones de una empresa que surgió cuando sus creadores se dieron cuenta de que no había “ninguna posibilidad de hacer una transacción de forma segura entre particulares” en compraventas de segunda mano.

Su servicio actúa como intermediario entre comprador y vendedor para aportar confianza, ejerciendo como agente fiduciario, que guarda el dinero de la transacción hasta que ambas partes quedan satisfechas.

De esta manera, vendedor y comprador que han decidido la compraventa de un producto a través de internet pueden realizar el pago a través de su pasarela segura, a la que han añadido un servicio de envíos a través de Seur, que informa de la entrega. Una vez pasadas 48 horas desde que el comprador ha recibido el artículo, el vendedor recibe el pago.

7.000 envíos y 300.000 euros gestionados en un año

El sistema de Lemonpay está activo en unas 60 plataformas de compraventa que operan en España, lo que les ha permitido alcanzar 7.000 envíos en este año y más de 300.000 euros de transacciones realizadas. 

Entre sus objetivos está llegar a 20 millones de euros en transacciones a nivel nacional durante el próximo año, una previsión que es “realista”, ha asegurado Amilibia.

Su objetivo es llegar a 20 millones de euros en transacciones en España el próximo año, una previsión que dicen que es “realista”

“Nos sale a unas 500 transacciones diarias, con los clientes que estamos incorporando actualmente creemos que podemos llegar a ello”, ha añadido la directora de operaciones de Lemonpay.

Los usuarios que quieran utilizarlo para transacciones fuera de estas plataformas también pueden emplear Lemonpay de forma particular descargando la aplicación, que en origen pretendía ser un servicio directo al consumidor, pero en sus primeros meses de vida descubrió que el verdadero valor lo aportaba dando servicio a las plataformas.

“Wallapop nos ha venido bien porque ha explicado el negocio”

Entre las plataformas con las que actualmente no trabaja Lemonpay está Wallapop, la conocida aplicación de ventas entre particulares que hace unos meses lanzó su propio servicio de pagos y envíos, denominado ‘Wallapay’, que la portavoz de Lemonpay ha considerado que les beneficia más de lo que les perjudica como competencia.

“Pensábamos que nos iba a venir mal, pero la verdad es que nos ha venido bien porque es difícil explicar a la gente qué es Lemonpay. Wallapop ha explicado el negocio y el usuario que lo ve descubre qué es Lemonpay”, ha señalado Amilibia.

Los responsables de esta plataforma española, emprendedores con varias experiencias previas en negocios digitales –entre ellos los fundadores de Nubelo, plataforma de trabajo autónomo vendida a Freelancer—han recibido varias rondas de inversión con las que han acumulado casi medio millón de euros, y esperan cerrar próximamente “una ronda grande” con un inversor industrial, además de un préstamo participativo de Enisa.

Sus objetivos a futuro pasan por la internacionalización, que de forma inmediata comenzará en Chile, en cuya capital, Santiago, pondrán en marcha un proyecto piloto en enero; y en Austria, donde un socio que se ocupa de los mercados alemán y austríaco ha preparado el desembarco para el próximo año. Alemania y Reino Unido serán los siguientes pasos de esta plataforma de pagos digitales para compraventas entre particulares.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?