Alfredo Hernández-Díaz, consultor digital: “En mi profesión el ‘boca-oreja’ lo es todo”

Hace seis años, en plena crisis económica, Alfredo Hernández-Díaz tomó la decisión de emprender. Este sevillano, experto en Marketing Digital y redes sociales, ve como potenciales clientes a cualquiera de los más de 2.500 millones de usuarios en internet. Es colaborador asiduo en revistas y webs especializadas, y en varias universidades, además de profesor de Escuela de Negocio de la Innovación y los Emprendedores.

Alfredo Hernández-Díaz, consultor digital: “En mi profesión el ‘boca-oreja’ lo es todo”

“Mi mayor inversión fueron las ganas e ilusión para que el proyecto funcionara. Los recursos imprescindibles: un portátil, mi cabeza y networking. En los primeros meses de 2014 mi balance es bueno. Creo que en parte debido a la mejora en la situación económica y, por otra, al crecimiento de la cultura digital por parte de las empresas”, asegura en una entrevista a Efeemprende.

¿Cómo surge su proyecto?

He desarrollado durante muchos años funciones de dirección para distintas empresas en sectores como inversión, editorial, energía, I+D, etcétera, hasta que decidí un día que la mejor inversión que podía llevar a cabo era aprovechar mis capacidades y experiencia en un proyecto propio que me permitiera manejar mi tiempo y mis recursos.

¿Cuándo se pone en marcha?

Hace seis años, en plena crisis económica, tomé una doble decisión: crear mi propio negocio y dirigir mis pasos hacia internet. Después de cuatro meses de networking, asistencia a múltiples eventos y lectura de innumerables libros y artículos de referencias en el sector, me puse a desarrollar mi plan de empresa.

¿Cuál es la evolución?

Desde el lanzamiento en el segundo semestre de 2008, al inicio de la crisis económica, hasta la actualidad el crecimiento en número de clientes y volumen de ventas ha sido constante, a pesar de un año y medio inicial muy complicado. El primero fue un año de aprendizaje y sembrar semillas. En el segundo el núcleo del negocio se concentraba en 20-30 clientes y un 80% del volumen de negocio procedía de servicios de contratación y mantenimiento mensual. En el 2011 se superó la cifra psicológica de los cien clientes y el “boca-oreja” se convirtió en el mayor activo. Los clientes nuevos venían por referencias y la mayor parte demandaban proyectos a corto plazo, de uno a tres meses. Actualmente el volumen de ingresos está repartido proporcionalmente entre proyectos de periodos limitados, de uno a seis meses y contratos de servicios mensuales.

El balance del primer semestre de 2014 es bueno por el incremento de proyectos integrales de marketing digital (diseño e implementación) mayoritariamente en empresas medianas, lo que significa ofrecer distintos servicios al mismo cliente. Actualmente, la cartera de clientes está compuesta por unos 300, en su mayoría pequeñas y medianas empresas, y la previsión de cara al futuro es positiva.

¿Cuánto se ha invertido? ¿Cuál es la previsión para este 2014? 

Mi mayor inversión fueron las ganas e ilusión para que el proyecto funcionara. Los recursos imprescindibles: un portátil, mi cabeza y networking.

En los primeros meses de 2014, mi balance es bueno, creo que en parte debido a la mejora en la situación económica y por otra, al crecimiento de la cultura digital por parte de las empresas. Creo que las empresas y profesionales disponen de una mayor confianza respecto al gasto y la inversión. La crisis económica sufrida en España nos ha hecho reflexionar profundamente y en los momentos difíciles sacamos lo mejor de cada uno.

¿Qué la diferencia de sus competidores?

La competencia de este sector es intensa, como ocurre en otros sectores. La base de una diferenciación es la especialización y los servicios añadidos. Lo condensaría en tres aspectos esenciales, el primero es el extraordinario capital humano que me rodea y del cual aprendo cada día. En segundo lugar, la elevada profesionalidad hacia el proyecto y hacia el cliente y, por último, el trato cercano y de confianza (los clientes me dicen que les transmito tranquilidad y seguridad). En mi profesión, el “boca-oreja” lo es todo.

¿El mayor obstáculo actual en su proyecto?

Todavía no se entiende la importancia que tiene establecer estrategias en internet para desarrollar y promocionar un negocio. Ya no se trata de estar o no estar, actualmente existen más de 2.500 millones de usuarios en internet y todos ellos son potenciales clientes. ¡Qué mayor oportunidad que ésta!

¿Cómo ve su proyecto en el futuro?

Soy positivo por naturaleza y considero que la competencia es necesaria. Las oportunidades están en la calle y debemos aprovecharlas con inteligencia.

¿Por qué se aventuró a crear su propia empresa?

Quería desarrollar mi propio negocio a tiempo completo, aunque ya había tenido algunas experiencias anteriores.

¿Cuáles son las claves para triunfar como emprendedor?

Creo que lo primero es tener espíritu emprendedor, deseos de superación y mucha confianza en uno mismo. Es importante estar dispuesto a asumir riesgos y más importante aún para mí la tenacidad y constancia, con la cual nada ni nadie frenará tu empeño para alcanzar tus objetivos. No hay mejor lección que levantarse y aprender de los errores propios.

Creo que el emprendedor debe ser una persona con iniciativa, creativa y perseverante que ve oportunidades donde otros ven problemas. El emprendedor tiene la capacidad de fijarse sus propias metas y asumir riesgos calculados para alcanzarlas. Además, el emprendedor debería tener dosis de innovación y superación ante las adversidades, y no menos importante su adaptabilidad al entorno. En relación al trabajo, al igual que cualquier profesional, debe ser ético, íntegro y fiable.

Al trabajar para ti mismo dispones del control total de tu negocio, lo que te permite repartir mejor el tiempo libre para compartirlo con familia y amigos. Realizas distintos trabajos para múltiples empresas. Por contra, además de una menor estabilidad económica, no existe un límite en cuanto a esfuerzo y dedicación, y muchas veces no eres consciente de ello debido a la pasión por tu trabajo.

¿Qué consejo daría a alguien que está pensando en montar su propia empresa?

No lo pienses más y hazlo. Establece una estrategia sólida y síguela. Llévate por tu instinto y no trates de contentar a los demás. Aprende de los errores de otros para que no te pase a ti, no tengas miedo al fracaso y conviértelo en tu mejor aliado para estar siempre alerta.

Tags:
Sección: Actualidad

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?