ADER apuesta por ir “de la mano” con empresas en itinerarios personalizados

El gerente de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), Javier Ureña, ha dicho a Efe que se va a trabajar “de la mano” con las empresas para diseñar itinerarios personalizados con el fin de incorporar la innovación a sus procesos productivos y definir sus potenciales de internacionalización.

El presidente de ADER, Javier UreñaEl presidente de ADER, Javier Ureña
Entre los objetivos de la ADER para 2017, ha explicado que se intentará dinamizar “si cabe más” el sector industrial de la región y consolidar el crecimiento de la capacidad productiva de las empresas porque está muy vinculada a la generación de empleo.
También se incentivará el esfuerzo que realizan las empresas en inversiones en I+D+i y en afrontar el “desafío importante” que supone la internacionalización, ya que hay muchas empresas que venden en el exterior, pero con bajos volúmenes.
Por ello, Ureña ha dicho que se persigue tener más empresas que exporten con regularidad y con más volúmenes, no incrementar el número de compañías; y se seguirá impulsando el emprendimiento.
En este año 2016 se ha “contenido” el número de proyectos que se presentan a la ADER con un total de 1.056 iniciativas, a las que se proporcionarán ayudas por valor de 20,73 millones de euros, para apoyar una inversión total de 105.92 millones.
El gerente de la ADER ha constatado que ha bajado la inversión en los programas competitivos, con menos demanda en proyectos de I+D por parte de las empresas, pero, en cambio, se ha registrado un crecimiento “muy fuerte” en proyectos de inversión en activos, que están más próximos al mercado.
En este caso, las empresas invierten para conseguir “una mayor capacidad” y dar respuesta a sus necesidades de una mayor demanda, que anticipan como “muy próximas”, ha explicado.
Cuando crecen estos proyectos de inversión en activos se suele estar “en la antesala” de una mayor creación de empleo porque la empresa persigue conseguir mayores cotas de producción a través de la modernización de su equipamiento productivo, lo que va asociado a la generación de puestos de trabajo, según ha dicho.
En este último año, también se ha desarrollado un trabajo de consolidación en la base industrial de La Rioja, que ha sido una de las “claves” para “soportar mejor” la crisis económica en esta región, que en otras zonas de España ha afectado mucho más al sector servicios.
En cuanto a las exportaciones, Ureña ha reconocido que la parte final de 2016 está siendo “complicada” al experimentar “un ligero retroceso” en relación al año anterior, después de sucesivos ejercicios de “máximos” de crecimiento de las ventas en el exterior y el pico producido en 2015.
Por el perfil de las empresas riojanas, ya se había alcanzado el máximo de firmas exportadoras porque La Rioja supone algo más del 0,7 % del PIB nacional, pero las compañías regionales que exportan son más del 1 % dentro de todas las empresas del país, aunque, en volumen, la comunidad ocupa el 0,5 %.
Es decir, las empresas de La Rioja han hecho un esfuerzo importante por salir al exterior, especialmente en los últimos años, cuando el consumo interior se ha retraído mucho, y, ahora que se está recuperando, muchas firmas tienen “la tentación” de atender antes el mercado nacional, que es “más fácil”, ha asegurado.
Además, en el mercado exterior, las empresas riojanas están posicionadas “con pocas cantidades”, por lo que tienden a retraerse, ya que esas ventas son “más complicadas”.
Ha insistido en que la internacionalización no es un sitio al que la empresa recurre cuando tiene excedentes en casa, es un planteamiento que se debe desarrollar de forma “continuada”, aunque la situación se recupere en el mercado interior.
Como objetivos para 2017, la ADER se ha planteado insistir en las misiones tecnológicas en Hispanoamérica con el objetivo de ofrecer al exterior aquellos productos que no son tan conocidos.
Ha asegurado que la ADER va a seguir apoyando a las empresas que desarrollan productos de media y alta tecnología, ya que este sector requiere una exigencia de mayor cualificación en los trabajadores, que conlleva mejores condiciones de retribución, que alimenta “un círculo virtuoso”.
En este objetivo se engloban algunas medidas recogidas en el Plan de I+D+i, el proyecto EmprendeRioja, las convocatorias para respaldar el vivero de empresas y también se va a trabajar en el marco de la financiación.
En este sentido, ha detallado que una start-up cuenta, de partida, con una subvención a fondo perdido del 35 % de las inversiones que vaya a hacer, que se puede ampliar hasta el 50 %, y también se le respalda para facilitarle el resto de financiación, a través de Ricari, la empresa nacional de innovación e Iberaval.

Etiquetas

Login

Registro | Contraseña perdida?